miércoles, agosto 02, 2006

Un error de traducción puede causar gran desinformación

Es increíble como funciona el mundo de las noticias en Internet. En muchos casos, existen sitios que reproducen noticias de otros sitios, las cuales fueron reproducidas desde otros sitios, y luego de varias reproducciones llegamos a la fuente.

Eso no sería un problema si se hiciera bien, la cuestión es cuando se hace mal. Lo que sucede a menudo es que estas reproducciones son como las fotocopias. Una fotocopia de una fotocopia no tiene la misma calidad que una fotocopia de un original, y menos una fotocopia de una fotocopia de una fotocopia (disculpen el trabalenguas).

Vamos a analizar un caso en particular; el día 1ero. de Agosto, el medio The Inquirer publicó una noticia sobre un bug encontrado en Norton Antivirus 2006 tras una actualización del software, la cual fue resuelta por la empresa Symantec, con una nueva actualización a través de su servicio LiveUpdate.

La noticia original no tiene nada de malo. Habla de un bug, palabra que puede traducirse como error, falla, vulnerabilidad, etc., algo que lamentablemente es normal en ciertas aplicaciones de seguridad informática últimamente.

El problema nace con la versión en español de The Inquirer. Quien realizó la traducción, en lugar de hablar de un error o falla, tradujo bug como virus. En algunos casos, esa traducción podría ser correcta, pero en esta noticia en particular, cambia completamente el sentido de la noticia.

De hablar de un fallo normal en un producto antivirus (Norton) se pasa a hablar de que "Norton genera un virus". ¿Un antivirus generando virus? Partiendo de la base que es técnicamente imposible que una falla en una aplicación de software genere un código malicioso per se, este error de traducción produce una desinformación grandisima, además de ser un daño a la imagen de la empresa.

Obviamente, esta noticia fue rápidamente reproducida por otros medios, generando comentarios en las reproducciones como "Los que creen en teorías conspirativas del tipo “los creadores de los virus son los que se dedican a los antivirus”, de parabienes.", como se vió en un sitio argentino.

Imaginen la cara de los usuarios de Norton Antivirus al leer en Internet que su antivirus, en el que confían para que los proteja de los virus, ¡ha generado un código malicioso! E intenten pensar en la cara de los responsables hispanos de marketing de Symantec, la empresa que desarrolla Norton Antivirus, al ver este tipo de noticias y pensar el daño a la imagen de la compañía que esto causa.

Este es otro claro ejemplo de como los medios de internet no especializados desinforman a los usuarios, confundiendolos, e incluso pueden dañar a las empresas, tan sólo por un pequeño error de traducción. Los informadores deberían preocuparse más por generar un trabajo de calidad...

----

Actualización:

Sigue la desinformación:
http://www.datafull.com/noticias/index.php?id=9501

----

Actualización Agosto 3:

The Inquirer ha corregido el fallo (ver comentarios):
http://es.theinquirer.net/2006/08/01/norton_genera_un_virus.html
(aunque el link diga lo contrario ;-P)


Y Javier Smaldone hizo un seguimiento gráfico del incidente muy bueno:
http://blog.smaldone.com.ar/2006/08/02/jugando-al-telefono-descompuesto/

4 Comments:

At 11:01 p. m., Anonymous Javier Smaldone said...

Muchas gracias, Nárion por tu artículo. Menos mal que existen personas como tú que se molestan en verificar la información que encuentran por ahí.

Yo también he realizado un pequeño análisis sobre el incidente, incluyendo capturas de pantalla (previendo que quizás corrijan el error).

 
At 9:20 a. m., Anonymous javipas said...

Efectivamente, la persona que realizó la traducción cometió un error en el proceso, y lo cierto es que la confusión de los términos es muy sensible dado el tipo de noticia. No es lo mismo un fallo que un virus, y por ello quiero pedir disculpas en mi nombre y en el de The Inquirer ES por el error.. o bug de traducción :-).

Saludos y hasta pronto,

Javier Pastor

 
At 9:41 a. m., Anonymous Anónimo said...

Mas amenudo las desinformaciones son intencionadas. Yo guardaria la crudeza de las palabras para esos momentos. Estamos minimizando los otros, los que son graves, hablando de esta tonteria. Y me parece bastante mal.

 
At 10:59 a. m., Blogger Nividhia said...

Aunque no disculpo el error, muchas empresas deberian apuntarse esto a la hora de servir notas de prensa en muchos idiomas.
A mi me ocurre con equipos fotograficos, muchas veces debemos traducir del japones o el koreano o del vayaustedasbaercual porque la nota en castellanish o bien no existe o bien llega con retraso o con embargo, con los riesgos que ello implica.
No es este el caso ya que es un medio que se traduce a si mismo y encima del ingles, pero aprovecho para soltar la piedra y quien le interese se la quede.

 

Publicar un comentario

<< Home